Adultos mayores ciegos y niños de 6to básico promueven las relaciones intergeneracionales

Un total de nueve personas mayores ciegas de la Fundación Baldomero Lillo y 33 niños del colegio Instituto Sagrado Corazón de San Bernardo trabajaron en un proyecto piloto desarrollado por el Programa Adulto Mayor UC que buscó promover las relaciones intergeneracionales y derribar los mitos que los niños pudieran tener respecto de los adultos mayores y la discapacidad así como aquellos prejuicios que los mayores tuviesen respecto de los jóvenes.


En un total de seis sesiones niños y adultos mayores ciegos trabajaron en actividades que buscaron desarrollar la empatía y la confianza y demostrar que las personas mayores con o sin discapacidad no tienen impedimentos para vivir la vida en plenitud.

El proyecto intergeneracional contó también con el apoyo de Gerontócratas, una ONG que busca acortar la brecha entre adultos mayores y jóvenes a través de la colaboración mutua, y que se encargó de apoyar el desarrollo metodológico y de registrar fotográfica y audiovisualmente esta experiencia piloto.

Durante el desarrollo del proyecto, los niños aprendieron a usar el bastón de ciegos, conocieron el abecedario Braile e incluso aprendieron a leer algunas palabras. Además, a través de diversas dinámicas con los ojos vendados pudieron vivir en carne propia lo que vive una persona ciega y mayor en su día a día.

De acuerdo a las opiniones de los niños, la experiencia les permitió darse cuenta de que las personas mayores ciegas no tienen mayores impedimentos y que son capaces de reinventarse, de comenzar de nuevo y de sobreponerse a las dificultades de la vida, lo que sin duda fue un gran aprendizaje para los estudiantes del 6to básico. En tanto, las personas mayores coinciden en que este tipo de iniciativas les permite sacar a flote su lado más lúdico, impregnarse de juventud y aprender cosas nuevas, principalmente, relacionadas con la música que se escucha en la actualidad y el uso de las nuevas tenologías.

Por su parte, el cuerpo docente del Instituto Sagrado Corazón de San Bernardo que participo en la actividad, destacó esta iniciativa piloto que se vincula con los valores que el establecimiento inculca a los estudiantes y que permite instaurar desde temprana edad una conciencia inclusiva y de respeto hacia las personas mayores.

Finalmente, Macarena Rojas, directora del Programa Adulto Mayor UC, sostuvo que “esperamos que esta experiencia pueda repetirse próximamente tanto en éste como en otros colegios de la Región Metropolitana para que en conjunto podamos construir una sociedad más inclusiva y que releve el rol de las personas mayores”.